«Recomiendo Pirque» presenta los 8 bosques más maravillosos del mundo

Desde la Patagonia hasta Japón. Increíbles bosques, grandes extensiones de verde alrededor del mundo con paisajes, historias y sonidos que parecen salidos de otro planeta; lugares reales con algo de fantástico.

1. Sagano Bamboo Forest

Japón

El sonido del viento que susurra a través de las crujientes ramas y troncos de bambú que forman estos bosques salidos de cuento fue declarado como uno de los «100 paisajes sonoros de Japón» por el Ministerio de Medio Ambiente de ese país. Esta lista incluye una selección de sonidos cotidianos que alientan a los locales a hacer una pausa y disfrutar de la naturaleza aguzando el oído.

Uno de los increíbles caminos con altísimos bambús en el Sagano Bamboo Forest de Tokio.
Uno de los increíbles caminos con altísimos bambús en el Sagano Bamboo Forest de Tokio.

El Arashiyama Bamboo Grove, Bamboo Forest o Sagano Bamboo Forest está compuesto principalmente por bambú Moso (Phyllostachys edulis) y sus caminos pueden recorrerse a pie o en bici. Se encuentra a poco más de 2 km de Kioto, en el distrito de Arashiyama y es uno de los sitios más visitados por quienes llegan hasta la antigua capital del país. Sus delicados sonidos son uno de los motivos centrales junto con su paisaje tan único y original que no se parece al de ningún otro bosque. Por lejos, es uno de los lugares más fotografiados de la ciudad y aún así cualquier imagen se queda corta para retratar su singular belleza.

2. Bosques de Sequoias en Yosemite

Estados Unidos

El segundo parque nacional de Estados Unidos– el primero es Yellowstone – es un mundo de sequoias gigantes, cascadas, montañas de granito, lagos, profundos valles y vistas deslumbrantes de la Sierra Nevada.

Cada año, cuatro millones de personas visitan Yosemite. En todo el lugar –de 3100 kilómetros cuadrados– hay 315 km asfaltados para llegar a los principales puntos en los distintos ecosistemasy 1300 km de senderos de trekking para vivir su lado más salvaje. La altitud dentro de las cuatro áreas de Yosemite varía entre los 600 y los 4000 metros; los sectores son: el valle (en la parte central y atravesado por el río Merced), las cumbres de granito (El Capitán, de 2.307 msnm y Half Dome, de 2.693 msnm, que se pueden escalar); la zona alpina –llamada High Sierra– ubicada al oeste y norte, con puntos panorámicos de película, y los bosques de sequoias gigantes, concentrados sobre todo en Mariposa Grove, al sur. Dicen que solo en ese bosque hay 500 ejemplares.

También hay sequoias gigantes en Tuolumne y Merced. En cualquiera de estos puntos, cada día se repiten las mismas exclamaciones ante los árboles más longevos y altos del mundo: llegan a vivir hasta 3000 años y pueden superar los 100 metros de altura y se los puede ver en varios otros parques de Estados Unidos como Redwood y el Sequoia & Kings Canyon.

La sequoia conocida como Dead Giant Tunnel Tree, en Tuolumne Grove.
La sequoia conocida como Dead Giant Tunnel Tree, en Tuolumne Grove.Celine Frers – Lugares

Su prehistoria lo señala –en orden cronológico– como territorio indígena, ruta de buscadores de oro y hogar de granjeros y artistas visuales. Quien dio a conocer este paisaje californiano a los estadounidenses, a fines del siglo XIX, fue el explorador escocés John Muir. El naturalista y escritor descubrió los glaciares de Yosemite en 1870. Para investigarlos, se quedó a vivir en una cabaña en el valle, que para esa época era apenas una reserva estatal. Lo alarmaron dos cosas: la tala desenfrenada de sequoias y el pastoreo de ovejas. Entonces comenzó a publicar notas en la revista Century –de alcance nacional– con descripciones minuciosas del paisaje, desconocido para la mayoría de los lectores: las montañas eran «rocas de granito con los pies en praderas de color esmeralda y cejas en el cielo»; los valles eran «calles montañosas llenas de vida y luz».

3. Selva Valdiviana

Chile

Se trata de un verdísimo bosque de múltiples estratos que recibe su nombre en honor a la ciudad de Valdivia en el sur de Chile. Los bosques valdivianos, también llamado selva valdiviana, es un bosque templado lluvioso muy reconocido en América del sur. Se ubica en el centro-sur de Chile y algunas áreas fronterizas al sudoeste de Argentina. Está siempre verde porque su clima lluvioso hace que se conserve la humedad.

Parque Nacional Queulat, parte de la Selva Valdiviana chilena.
Parque Nacional Queulat, parte de la Selva Valdiviana chilena.Gustavo Castaign – Lugares

Es un gran refugio de biodiversidad, que estuvo aislado por millones de años, en el que conviven especies de fauna y flora entre las se encuentran las milenarias araucarias y alerces. Dentro de su territorio se encuentra el Parque Nacional Villarrica con uno complejos de piscinas naturales con 17 pozones.

4. Bosques andinopatagónico

Abarca diferentes subcategorías o comunidades como el Bosque Esclerófilo, el Andinopatagónico con pehuén, el Andinopatagónico Caducifolio y el Bosque Magallánico, entre otros, con algunas variaciones en su clima y vegetación. En realidad, la Selva Valdiviana chilena es parte de él, y se caracteriza por las altas precipitaciones de masas de aire húmedo que ingresan del Pacífico.

Trekking en Santa Cruz a través de un bosque de lengas.
Trekking en Santa Cruz a través de un bosque de lengas.Cecilia Lutufyan – Lugares

Con lengas, ñires y el notros como protagonistas, se extiende a lo largo de la Cordillera de los Andes con una longitud que abarca aproximadamente 3.000 kilómetros, en las regiones montañosas del sur de Chile –donde tiene una extensión mucho mayor– y sudoeste de la Argentina. En nuestro país es uno de los territorios aprobados en 2019 por el Plan Nacional de Restauración de bosques nativos que apunta a impulsar la plantación de árboles o la regeneración natural del bosque en áreas críticas.

Con un ancho promedio de cerca de 45 km en las provincias de Chubut, Río Negro, Neuquén, Santa Cruz y Tierra del Fuego, se trata de bosque altos: se detecta entre los 3.000-3.700 m.s.n.m. en el Neuquén y van disminuyendo hacia el sur, hasta 800-1.400 m en Tierra del Fuego.



5. Selva amazónica

Brasil

Tan enorme e inabarcable el concepto como su geografía. Con más de 6 millones de kilómetros cuadrados, es considerada la selva más grande del mundo. Toma parte de nueve países –entre los que se encuentran: Venezuela, Colombia, Ecuador, Bolivia, Guayana, Guayana Francesa y Suriname–, pero que se extiende y se profundiza con más fuerza en Perú y gran parte del noroeste de Brasil (que conforma el 60% del territorio).

Solamente en el país tropical, desde 1970, se perdió una superficie forestal (que tarda en regenerarse entre 20 y 40 años); más grande que Francia entera. Y en2019, se registró un incremento en los incendios de más de un 80% respecto de 2018.

Aún así no hay ninguna otra región en el planeta con tantas especies de plantas y animales como en la selva Amazónica. Además de albergar y ser refugio la mayor reserva de biodiversidad del planeta, este gran espacio verde abastece de agua y carbono. Además ayuda a la regulación climática y debido a su alta absorción de dióxido de carbono, es fundamental para evitar el calentamiento global.

Se pueden pasar días enteros observando fauna en el Amazonas.
Se pueden pasar días enteros observando fauna en el Amazonas.Sofía Lopez Mañan – Lugares

Más de 1.300 tipos de aves, 40.000 especies de plantas y 426 diferentes de mamíferos habitan la selva tropical del Amazonas; la más grande del mundo con más de 6,5 millones de kilómetros cuadrados.

En la zona de Manaos, capital ribereña del estado brasileño que lleva el mismo nombre que la selva, nace el Encuentro de aguas donde el río Negro y el Solimões, principales afluentes del Amazonas se juntan para formar el mítico río.

6. Daintree Rainforest

Australia

El gran bosque húmedo de Daintree, en la costa noreste de Australia, al norte de Queensland es una de las selvas tropicales más impactantes y mejor conservadas del mundo; se dice además que esta selva que se jacta de estar prácticamente intacta. Es el ecosistema natural más antiguo del mundo, conocido hace más de 110 millones de años.

El verdísimo Daintree rainforest en Australia.
El verdísimo Daintree rainforest en Australia.

Está dentro del Parque Nacional Daintree creado en 1988patrimonio de la humanidad de la UNESCO desde ese mismo año. El paisaje del bosque, con densos caminos verdes; cambia de selva tropical de agua dulce a manglares de agua salada y cascadas en playas tropicales desiertas. Es un paraíso de más de 400 especies de aves de las que, al menos 10 se pueden ver solamente allí. También viven dentro del parque el 30% de las especies de marsupiales,reptiles y anfibios de todo el país y más de 1200 tipos de insectos diferentes. Uno de los más conocidos es el «barra de menta»; que desprende un aroma a menta al andar que lo ayuda a ahuyentar a sus enemigos.

7. Krzywy Las

Polonia

Lo primero que se escucha sobre los pinos de estos bosques en las afueras de Nowe Czarnowo, Pomerania Occidental, es que son raros. Y en realidad la forma de su tronco curvo es tan diferente a la de cualquier otro árbol que resultan extraños, irreales, fantásticos o como dibujados: cada uno de los cerca de 400 pinos se curva bruscamente hacia justo encima del nivel del suelo y un poco más arriba, se curva de nuevo hacia atrás.

Los extraños árboles del bosque torcido en Polonia.
Los extraños árboles del bosque torcido en Polonia.

Algo que sustenta esta rareza es que no existe una explicación, su fisonomía tiene algo de leyenda. Algunos dicen que con el fin de obtener madera naturalmente curva y poder usarla para construir barcos o muebles, se usó alguna técnica o herramienta particular cuando se plantaron en la década del 30. También se dice que, durante la Segunda Guerra Mundial, los tanques aplastaron los retoños y por eso crecieron torcidos, pero a ciencia cierta, nadie sabe.

8. Selva Negra

Alemania

El por qué de su nombre tiene dos posibles respuestas: por las oscuras hojas perennes de los abetos que cubren cerca de 6000 kilómetros cuadrados en la región montañosa del estado de Baden-Wurtemberg; porque los romanos, impactados por la oscuridad de sus caminos y la densidad de su vegetación la llamaron Populus Nigra.

Dentro de estos profundos bosques, en el que cruzarse con un hada podría resultar totalmente verosímil, conviven lagos como el Schluchsee y el Titisee, valles, granjas, pintorescos pueblos como Triberg –famoso por producir relojes cucú desde el siglo XVIII balnearios y centros termales como Bad Krozingen y Baden-Baden.

El denso paisaje de la Selva Negra
El denso paisaje de la Selva Negra

Y si de cuentos de hadas se trata, en estas tierras se inspiraron la mayor parte de los cuentos infantiles recopilados, relatados y narrados por los hermanos Grimm como La Cenicienta, Blancanieves, Hansel y Gretel y Caperucita.

Agradecimientos: lanacion.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *